Blog de Elogia

Ecce Homo, un nuevo viral restaura la red

Por Rober - El 29 August 2012 - 0 Comment(s)

Ecce Homo, un nuevo viral restaura la red

Por Rober - El 29 August 2012 - 0 Comment(s)

Señores, señoras, España está revolucionada: La causa de tal revuelo tiene nombre de mujer: Cecilia. El resto es sabido por todos: una octogenaria con muy buena intención, lo cual quedó claro desde el principio, y ya basta.

He aquí un nuevo ejemplo de la magia o desdicha de la red: el Ecce Homo... ¡y se hizo la viralidad amigos! Nos encontramos con el milagro: cómo una señora de avanzada edad restaura una pieza sin ningún valor artístico especial, y se convierte en una sensación mundial que ha llevado la noticia a 160 canales internacionales. Lástima que en Internet a veces el sentimiento importa bastante menos que el resultado.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=OcvSG2Wzdbc[/youtube]

Por otra parte, este fenómeno ha dado a conocer el pueblo zaragozano de Borja al mundo entero, mediante lo que podría haber sido una campaña de publicidad low cost con una fuerte carga humorística:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A los pocos días de aparecer el famoso fresco, ya había en youtube un curioso tráiler inspirado en él y una aplicación para Android en la que puedes restaurar “Cecilia's Style” tu propio fresco. La rapidez en la que se difundió la noticia, y la forma en que numerosos internautas empezaron a jugar con ella convirtió a esta mujer y a su obra en el efecto viral más importante del verano.

Pero, en los casos en la viralidad no llega de forma fortuita, ¿cómo se consigue?

Existen muchas empresas que todavía creen que es fácil crear un viral, y muchas las agencias que confirman a aquellas que es fácil idearlo. Personalmente no creo que exista una fórmula mágica, aunque es cierto que existen muchas condiciones que pueden influir en que una campaña tenga mucho impacto. Este sería el caso del último spot de Shandy Cruzcampo y su concepto “Mónica Limón-Mónica Naranjo”:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=I9KME3cRLfo[/youtube]

Es importante aclarar un concepto: una agencia no crea un viral, crea una campaña. Más o menos creativa, más o menos eficaz, pero una campaña sobre el eje de un concepto creativo. Que se convierta o no en viral depende exclusivamente de quienes la reciben. Hemos sido testigos de acciones con un enfoque viral y que finalmente no triunfaron, quizás porque se olvidaron de lo más importante: el público objetivo, o porque entre gastos de producción, medios, rodaje, y demás no advirtieron que les fallaba una parte esencial: no estaban contando nada.

Mi compañera Patricia confeccionó hace un tiempo una lista muy interesante de virales que se gestaron y difundieron con la ayuda de Youtube (otro de mis grandes amores tras Spotify). Una de las preguntas que podríamos plantearnos sobre ese post podría ser:

¿Qué diablos tiene el video "Charlie bit my finger"?

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_OBlgSz8sSM[/youtube]

¿De verdad es tan bueno como para que tenga casi 745 millones de reproducciones? Si tomamos sus 943.364 “Me gusta” como clave de desempeño (además de su gran número de visualizaciones), podemos afirmar que sí. Sin embargo, sus padres nunca debieron pensar que se convertiría en uno de los videos más vistos de la red cuando decidieron mostrarle al mundo las peripecias de sus vástagos.

Otro caso podría ser el “efecto Susan Boyle”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=yD1qKymPov8[/youtube]

La actuación de esta mujer recorrió el mundo y dio a conocer el poder de sus cuerdas vocales ¡pasando del anonimato al más absoluto estrellato en 24 horas! ¿Podrían ella o la producción del programa prever y controlar lo que iba a pasar? Probablemente no.

Aquí radica la magia de los virales: No se pueden predecir (al menos al 100%), ni se puede forzar. Se puede orientar, se puede estudiar qué factores pueden ser los más importantes para la difusión de una determinada acción entre el público objetivo al que está dirigido, pero realmente no se puede garantizar su éxito.

La prueba la tenemos en el pueblo de Borja. Las manos de una anciana trataron de restaurar un cuadro sin más, pero fue el público quien decidió convertirlo en arte.

Rober
Publicado el 29 August 2012 por Rober 0
.