Blog de Elogia

9 tendencias de Social Media para 2017

Por Rubén Bastón - El 26 January 2017 - 0 Comment(s)

9 tendencias de Social Media para 2017

Por Rubén Bastón - El 26 January 2017 - 0 Comment(s)

tendencias-social-media-2017.png

Aunque ya se nos escapa Enero entre los dedos, no queríamos dejar pasar la oportunidad de compartir contigo cuáles creemos desde Elogia que van a ser las tendecias que marcarán el devenir de los Social Media en 2017. 

1. Instagram sube, Twitter baja

Instagram se consolidará como la segunda red social de referencia, solo por detrás de Facebook. La red social de los filtros fotográficos fue comprada hace meses por Facebook, por lo que estamos hablando, una vez más en el entorno online, de un riesgo de monopolio en potencia; oligopolio si, como Twitter desea, esta última acaba vendida a una de las grandes compañías del sector, como Microsoft.

Instagram, desde que pertenece a Facebook, se está moviendo muy rápido y bien en sus evoluciones de producto y de publicidad. Mark Zuckerberg ha sabido entender que en Facebook la batalla por los jóvenes estaba perdida y está cubriendo esa necesidad con Instagram, machacando el crecimiento potencial de Snapchat lanzando las Instagram Stories. La publicidad en Instgram también está evolucionando rápido y bien. Y la capacidad de aprovechamiento de conocimiento entre Facebook e Instagram (ya no digamos sumando a la ecuación a Whatsapp) es demoledora.

Twitter mientras... seguirá a la venta, sobredimensionada en su presencia en medios respecto a su uso cotidiano y vivirá de los tweets de Trump y de las narraciones en directo. Está envejeciendo mal, con demasiado lenta adaptación al poderío de la imagen y probablemente sufriendo como error estrategico el haber lanzado por separado Periscope, en vez de interno, como hizo Facebook Live, detalle que ha corregido ya, aunque quizá ya demasiado tarde. Tiene su público de maduros profesionales, pero se mantiene a la deriva.

2. Vídeo, vídeo y más vídeo

Si pasas de vez en cuando por Facebook ya habrás notado que esa red social es un antes y un después desde que lanzó el "autoplay" en los vídeos. Ahora todo son vídeos, con mucho texto, porque más de la mitad de la gente ni activa el audio, aunque se los vea enteros. Ya se ha convertido en un formato de Social Media en sí mismo.

Por otra parte, está la consolidación del real time más extremo, con la expansión de la emisión de vídeos en directo, vía Periscope de Twitter, Facebook Live o ahora también de forma nativa en Twitter y en Instagram. Cada vez importa menos la calidad de la emisión y mucho más la instantaneidad, la naturalidad; el real time, en definitiva.

Esto es una tendencia general que se verá explotar aún más en 2017: cualquiera puede (y debe) hacer vídeos. Mejor cortos que largos. Mejor muchos que pocos. Mejor pocos que ninguno. Pero los manuales de uso de producto, los Do It Yourself, los vídeos en los que se vea el equipo y lo bueno y simpático que es... son un must para este 2017 en Social Media.

3. Sensibilidad creciente a la privacidad

Ya no nos pilla de sorpresa, esto del Social Media. La sociedad está curada de espantos y en muchos casos sobreestimulada por la TV en sus miedos a los peligros de publicar fotos personales en redes sociales públicas. No es nada raro ver que en Instagram muchos usuarios tienen por defecto sus fotos inaccesibles, salvo permisos, algo que en Twitter era anecdótico. Y cada vez "la conversación" está más en medios privados, vedados a herramientas de monitorización online (que no a las máquinas de Big Data de sus dueños): Whatsapp y Messenger de Facebook, se llevan la palma.

Es una tendencia natural: el blablabla que empezó en los blogs, se movió después a las redes sociales (Facebook y Twitter) y ahora se reconduce a herramientas más acotadas y efímeras como las Stories de Instagram (lo sentimos, por lo que pudo haber sido Snapchat), o directamente los chats.

No debe extrañarnos detectar una disminución de menciones a las marcas. Es una tendencia global: la gente habla más en privado. Esto no quiere decir que no vayan a hablar a las marcas. Simplemente, cada vez saben más y saben cuándo quieren y cuándo no quieren que les escuchemos.

Menos Mark Zuckerberg, insisto, que será en 2017, a través de las máquinas de Facebook, Instagram y Whatsapp, el gran voyeaur del planeta.

4. Ya hay histórico para sacar proyecciones

Uno de los grandes problemas en los arranques de los Social Media era la dificultad de tener previsiones de resultados. Era tal la variedad de sectores y condicionantes... que proyectar a futuro con un mínimo de fiabilidad era imposible.

Esto en 2017 ya no vale. A estas alturas, las agencias, marcas o profesionales que tienen una cierta trayectoria de gestión de proyectos tienen ya el suficiente histórico de datos como para poder sacar aprendizajes clave y poder hacer proyecciones, cuando menos, fiables. Sorpresas siempre habrá, pero ya no vale el "los resultados... ya veremos", al menos en estimación de crecimiento natural y de pago de seguidores y engagement.

5. Inbound Marketing para huir de los adblockers

Una tendencia clave para 2017 es la cada vez mayor apuesta por el marketing de contenidos y el Inbound Marketing no solo como una estrategia de branding o fidelización, sino de captación de tráfico, registros y ventas. Contenidos como herramienta para vender, así de claro meridiano. Son metodologías basadas mucho más en blog y web que en las "puras redes sociales", y que brillan con luz propia cuando se combina estrategia orientada a resultados con creatividad y la comprensión de no ser demasiado invasivo en los Social Media.

El empuje natural hacia este tipo de estrategias se esta viendo empujado además por el crecimiento vivido en 2016 del uso de bloqueadores de anuncios. El sector está empezando a interiorizar que la publicidad intrusiva (¡muerte a los interstitials!) resta más que suma y 2017 crecerá la sensibilidad a estrategias de branded content y formatos de publicidad nativa (forma bonita de llamarle a publicidad vestida de contenido). 

¡El contenido se hace valer!

6. Social Selling

Vinculado con la anterior. A esta tendencia le pasa como al Mobile hace 5 años, era la eterna promesa, parece como que se vaya arrastrando de un año a otro sin apenas variación... ni éxito. Pues no es el caso.

El Social Commerce, como se pensaba que iba a petarlo hace 3-4 años... no funcionó. No hemos visto que la gente se ponga a comprar como loca dentro de Facebook o Twitter. Pero el público sigue ahí y la apuesta de las redes sociales por convertir a ventas es firme. Todas, incluidas Pinterest y, ay, Snapchat, han ido sacando formatos de llamadas a la acción para llevar a eCommerce; por supuesto también Facebook, como siempre el gran aventajado. 

Ahora que han aparecido proyectos que mezclan el componente social con el componente eCommerce (el ¡hazme una rebajita, guapi! de Chicfy o Wallapop, son dos ejemplos), Facebook no ha tardado en copiar y promover grupos de ventas de segunda mano y formatos de venta en los mismos. 

Entre las llamadas al tráfico a las tiendas online y esas pruebas, se irán viendo resultados. Otra prueba que se está haciendo y que romperá gráficas cuando se consolide en Instagram, es la del etiquetado de imágenes con enlaces a los productos que aparecen. Y no queda nada. ¡Afilad los cuchillos!

7. Sí, aún necesitas a los influencers

Quienes están ojo avizor a ese etiquetado de imágenes son los influencers, algunos con ansiedad, otros con miedo. Hay, en según qué sectores (¿alguien ha dicho moda?), una burbuja brutal en las cotizaciones de los conocidos como influencers: por norma general, personas con altas dotes de comunicación y buena dosis de ego que exponen a diario su vida y se convierten en referencias de comportamiento (y consumo) para comunidades bastante grandes de personas. también están sus variantes específicas por canal: sobre todo, a estas alturas, youtubers e instagramers.

En general es cierto que tienen un alto potencial de influencia en sus comunidades. también que muchas veces es difícil medirlo (no te extrañes si te cuentan de una señora que llega a una tienda de moda con un pantallazo de una foto del look de instagram de una influencer: ¡a ver cómo mides eso!).

Cuando se pueda medir con mayor exactitud, el tema se ajustará. Por ahora, hay un punto de apuesta, percepción y experiencia previa a la hora de trabajar con ellos. También están, y no deben descartarse, estrategias más de polinización con campañas más amplias con microinfluencers que cuestan mucho menos y proporcionan igualmente una buena llegada a un público amplio, sumado en global.

8. Omnicanalidad: fin a las barreras on-off

Leeréis mil o dos mil veces la palabra omnicanalidad en 2017. Llamadle obsesión por el cliente, transmedia, o como queráis. El tema supondrá en esencia el fin de las barreras entre ideas para offline e ideas para Internet. Debe haber una idea, que se lleve a término, sea cual sea el canal, sacando el maximo potencial de cada uno de ellos. 

Cada vez se ven más ideas nacidas en online que se traspasan, si es que no nacen (como ya debería ser) pensadas para aplicarse también en el mundo "real". Aunque a veces el cortoplacismo de justificar resultados lo dificulte, el objetivo debe estar en generar la mejor experiencia de usuario, para conseguir la venta, incluso aunque eso suponga no saber que la venta haya venido concretamente de facebook. Si se vende, aunque no se sepa muy bien por culpa de quién, no habrá problemas.

9. Chatbots y demás asistentes virtuales

Para terminar, no debemos olvidarnos que vivimos enun mundo preparándose a marchas forzadas para tener coches autoconducidos y casas que piensan por nosotros. Por supuesto que esto tiene sus incidencias en las tendencias de Social Media para 2017, aunquw sea en la creciente costumbre de crear "chatbots", programas de respuesta automatizada para los chats online, tanto en las webs como en Facebook. Será la versión online de las odiadas llamadas a los 902 donde tardas 10 minutos en hablar con alguien de verdad... o eso, o los hacen genial. que seguro que es esto último... ejem.
 
Debemos tener todas estas evoluciones en mente porque dependemos al 100% de conocer cómo se comporta el usuario para adaptarmos y satisfacer sus necesidades. Por ejemplo, otro detalle: cada vez se registran más búsquedas vía audio en los motores de búsqueda y los asistentes estilo Siri. Esto deriva en cadenas de keywords más largas y, por qué no, errores en la redacción de lo más curioso. Tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de plantear nuestra estrategia de contenidos orientada a SEO.
 
Y aquí finalizan nuestras tendencias de Social Media para 2017. ¿Cómo lo ves? ¿Deseando verlo... o con ganas de cambiarte a otro planeta? ¡Cuéntanos! No te escapes a comentarlo al Whatsapp ;).
  Nuevo llamado a la acción
 
Rubén Bastón
Publicado el 26 January 2017 por Rubén Bastón 0